"Lo quería toda la vida mirando Racing": Florencia Kirchner publicó una tierna foto de chica para recordar a su padre Néstor

La hija de la vicepresidenta recordó a Néstor Kirchner
La hija de la vicepresidenta recordó a Néstor Kirchner Fuente: Archivo
(0)
27 de marzo de 2020  • 17:35

Florencia Kirchner sabe usar Instagram como una hoja en blanco para expresar sus sentimientos. Suele citar las obras literarias que la inspiran y momentos de su vida que la marcaron para siempre. En su última publicación, publicó una foto de chica junto a Néstor Kirchner junto a una reflexión: "La única manera de superar el mal sentir es esta. Metiéndome en mi historia, en la que existía la cara de mi padre" .

La hija de la vicepresidenta Cristina Kirchner escribió un texto en el que parece oponerse a la idea de que su difunto padre ya no está en el mundo terrenal y que no le puede dar un abrazo o apoyo emocional. "Pero una está llorando y aparece un imbécil sin océano a decirte que lo tenés en la historia" , escribió junto a la foto con Néstor Kichner.

Ver esta publicación en Instagram

(Sin fecha, lo arranqué de cosas que escribo, lo trajeé todo recién) Si me voy para abajo aparece. Es como el escudo de que tuve suerte. Pero una está llorando y aparece un imbécil sin océano a decirte que lo tenés en la historia. ¿Y qué me importa a mí que esté ahí? ¿Qué hago con la historia cuando no quiero dormir? Lo tienen ustedes, yo no. Yo lo quería toda la vida mirando Racing en el sillón. Pasando una despacio por atrás, un poco espiando, un poco queriendo no ser mala suerte ni gol en contra. Y en medio tiempo, o al final de la guerra de pasto y patadas, poder ir a contarle: es esto lo qué pasa, y tengo la cabeza fatal papá. La única manera de superar el mal sentir es esta. Metiéndome en mi historia, en la que existía la cara de mi padre. Lo hablo poco y lo escribo más. Turbia hace un mes, que fue agosto, terminé un tomo de Proust en el que te lo dice, delicado y sensible te lo dice: hay una vida para tenerla únicamente recordando. Hay vestidos, gritos y parques con gente que ya nunca van a volver. Cambió el sombrero de la Sra Swann, ahora se usan otros. Cambió la gente que veo, porque ahora tengo muertos. Y cualquier cosa que se lea acá considérese intensamente efímera. Le escapo a la literalidad en esta cosa red. Corto, corto y corto lo que escribo. Y voy a seguir cortando. Me dijo @chachapumafoto , soy la loca de los cuchillos.

Una publicación compartida por Florencia Kirchner (@florenciakf) el

En la imagen se la puede ver a Florencia sonriendo mientras agarra con la mano derecha a su padre, durante un paseo o recorrida por algún lugar de la Patagonia. No están solos en la foto, pero parece que el resto del mundo no les importara.

"¿Y qué me importa a mí que esté ahí? ¿Qué hago con la historia cuando no quiero dormir? Lo tienen ustedes, yo no. Yo lo quería toda la vida mirando Racing en el sillón ", publicó la hija menor del matrimonio Kirchner como expresión de su deseo de volver el tiempo atrás. Y agregó: "La única manera de superar el mal sentir es esta. Metiéndome en mi historia, en la que existía la cara de mi padre".

El texto completo de Florencia Kirchner

(Sin fecha, lo arranqué de cosas que escribo, lo traje todo recién) Si me voy para abajo aparece. Es como el escudo de que tuve suerte. Pero una está llorando y aparece un imbécil sin océano a decirte que lo tenés en la historia. ¿Y qué me importa a mí que esté ahí? ¿Qué hago con la historia cuando no quiero dormir? Lo tienen ustedes, yo no. Yo lo quería toda la vida mirando Racing en el sillón.

Pasando una despacio por atrás, un poco espiando, un poco queriendo no ser mala suerte, ni gol en contra. Y en medio tiempo, o al final de la guerra de pasto y patadas, poder ir a contarle: es esto lo qué pasa, y tengo la cabeza fatal papá.

La única manera de superar el mal sentir es esta. Metiéndome en mi historia, en la que existía la cara de mi padre.

Lo hablo poco y lo escribo más.

Turbia hace un mes, que fue agosto, terminé un tomo de Proust en el que te lo dice, delicado y sensible te lo dice: hay una vida para tenerla únicamente recordando. Hay vestidos, gritos y parques con gente que ya nunca van a volver. Cambió el sombrero de la Sra Swann, ahora se usan otros. Cambió la gente que veo, porque ahora tengo muertos. Y cualquier cosa que se lea acá considérese intensamente efímera. Le escapo a la literalidad en esta cosa red. Corto, corto y corto lo que escribo. Y voy a seguir cortando. Me dijo Eloy Rodríguez Tale, soy la loca de los cuchillos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.