"Fue una ejecución", dijo el ministro Casal