Fueron abiertas 600.000 cuentas en doce días

La escasez de efectivo cambió los hábitos de la gente y las estrategias de venta Los autos y los inmuebles serán los más beneficiados con las compras por transferencias de plazos fijos Volvió la vieja libreta de almacén Las amas de casa compran día por día
(0)
16 de diciembre de 2001  

Las medidas económicas anunciadas hace dos semanas le cambiaron la vida a la mayoría de los argentinos.

En los números, hay más de 600.000 nuevas cuentas bancarias y los cajeros automáticos fueron mucho más visitados: por su intermedio se hicieron 34,6 millones de transacciones en dos semanas, casi un 70% más que en igual período de noviembre.

En la calle ya se sienten los cambios. Los mozos reciben menos propinas, las amas de casa arman el menú día por día y no planifican compras y comidas semanales, y casi todo se vende por unidad.

En las últimas dos semanas, los comercios minoristas sufrieron una caída en las ventas que se calculan entre 40 y 70 por ciento. Las restricciones alcanzan todos los rubros: se gasta la mitad para el almuerzo en la oficina, no se compra un juguete para los chicos si consume muchas pilas y se deja de viajar en taxi si no se puede pagar por medio de cuenta corriente.

Hay excepciones al bajón generalizado: se venden más autos, inmuebles y entradas a espectáculos deportivos.

Los dos primeros, elegidos como un destino "seguro" para los ahorros, movieron el mercado con fuertes campañas publicitarias.

En las provincias y en algunos barrios porteños volvió la venta "con libreta" en los comercios más chicos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.