Gripe A: desestiman el manejo de cifras

Según la OPS, los registros de casos "no reflejan la situación real"; la Presidenta dijo que aquí se informan "realmente los números"
Franco Varise
(0)
16 de julio de 2009  

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) desestimó ayer el valor de las cifras de casos de la gripe A, porque ya no reflejan la "situación real de transmisión" del virus, y admitió cierta desorientación acerca de su comportamiento.

La directora general de la OPS, la argentina Mirta Roses, hizo esa apreciación un día después de que la Argentina notificara 137 muertes por la enfermedad, cifra que ubica al país en el segundo lugar en el mundo en cantidad de decesos después de los Estados Unidos, con 211. Las estimaciones oficiales sobre contagios en el país ascienden a 120.000 casos, un número muy superior al de países vecinos.

La opinión de la OPS fue difundida ayer en una reunión de ministros de Salud de la región, celebrada en Buenos Aires, y poco después de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner manifestara su disgusto con "esos rankings" sobre muertes, tras señalar que en la Argentina se informan "realmente los números" de las víctimas, en alusión a posibles demoras o retaceos de la información en otros países.

Del documento de la OPS se desprende que las mediciones en cada país derivaron en una especie de competencia sobre la "transparencia en el manejo de la información" y en un "indicador de fortalezas de los sistemas de vigilancia".

"La Organización ha decidido cambiar su sistema de monitoreo de la pandemia, enfatizando el uso de indicadores cualitativos que hablan de la dispersión geográfica y el impacto en los servicios de salud", sostiene la comunicación de Roses.

La OPS, que depende de la Organización Mundial de la Salud (OMS), admitió cierta desorientación en cuanto a determinados aspectos del virus H1N1. "Por razones que aún no entendemos, algunos pacientes experimentan un deterioro clínico rápido, con neumonía viral grave que requiere ventilación mecánica, recargando los sistemas asistenciales", expresó Roses.

Aunque la OPS volvió a desaconsejar el cierre de escuelas y de lugares de concurrencia masiva, reconoció que la enfermedad "ha afectado preponderantemente a jóvenes, con altas tasas de ataque en la población escolar, y ha habido una mayor proporción de hospitalizados en adultos jóvenes y de fallecidos adultos".

En tanto, la cancillería británica se sumó ayer al Departamento de Estado norteamericano al recomendar precauciones a quienes deseen viajar a la Argentina.

Otra ola

Uno de los aspectos debatidos en la reunión de ministros fue la posibilidad de una nueva ola de contagios luego de la disminución de consultas en los últimos días en el área metropolitana. Pero tampoco hubo precisiones en ese sentido: "No sabemos si habrá una segunda ola", dijo el ministro de Salud, Juan Manzur.

Del cónclave sanitario participaron el ministro de Salud y Deportes de Bolivia, Jorge Ramiro Tapia Sainz, y el de Paraguay, Esperanza Martínez. Chile envió a Cecilia Morales, jefa de Control y Prevención de Enfermedades, uno de los funcionarios más abocados en ese país al tema de la gripe, y por parte de Brasil participó Eduardo Hage, director general del Departamento de Vigilancia Epidemiológica. El ministro de Salud de Uruguay no participó de la reunión y en su lugar estuvo Raquel Rosa, directora de Epidemiología de ese país.

La reducción de las consultas y de pacientes internados es un aspecto que ya habían destacado la semana pasada las autoridades sanitarias porteñas y bonaerenses. Aunque los especialistas instaron a no bajar la guardia, comenzó a notarse un mayor ritmo en las actividades sociales.

La situación en el interior es diferente. Está habiendo una alta circulación del virus en la provincia de Santa Fe y la epidemia se expande hacia otros distritos.

"Soy cautamente optimista y esto no implica que no haya más casos o fallecimientos, pero creo que va a ser en menor medida", dijo ayer a LA NACION el epidemiólogo y jefe del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez Eduardo López. "Estoy seguro de que el pico de la enfermedad ya pasó, al menos entre los niños, pero no se puede predecir si habrá o no una segunda ola y, en caso de que ocurra, creo que va a ser menor que la primera", agregó el experto.

En la Capital, en tanto, se inició la fumigación de las escuelas. Y las medidas de higiene se siguen observando. Por ejemplo, en la asunción de autoridades del Colegio de Corredores Inmobiliarios ayer se ofrecía alcohol en gel en bandejas.

Todo sobre la gripe A

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.