Habían alertado fallas en el avión que perdió la rueda

La Policía Aeronáutica reveló que un piloto había registrado problemas en el tren de aterrizaje el día anterior al accidente
(0)
26 de febrero de 2004  • 19:06

El avión de Austral que el viernes último perdió una rueda durante el despegue, ya había registrado problemas en el tren de aterrizaje el día anterior porque el piloto que había navegado ese aparato dejó constancia en los registros oficiales que se había prendido la luz de emergencia.

Así lo revelaron hoy fuentes judiciales y de la Policía Aeronáutica, que precisaron, además, que falta una pieza clave que formaba parte de la rueda y que aún no pudo ser hallada.

La justicia federal lleva adelante una investigación para esclarecer si pudo haber existido alguna "imprudencia o negligencia" por parte de los responsables de mantener la nave en condiciones. Ese delito, previsto en el artículo 196 del Código Penal, es castigado con penas de seis meses a tres años de cárcel.

Apenas ocurrió el accidente, la empresa Aerolíneas Argentinas negó que se debiera a la falta de mantenimiento del aparato.

Pero ahora los investigadores sospechan que el avión pudo haber partido sin una pieza que "enroscaba la rueda" y que, según confirmaron fuentes judiciales, "no se encontró ni en la pista de Aeroparque, ni sobre la avenida Costanera ni cerca del Campo de Golf" donde terminó su carrera, en el mismo fatídico recorrido que hizo UN avión de LAPA el 31 de agosto de 1999, en un accidente que provocó la muerte de más de 60 personas.

"La rueda salió a unos 300 kilómetros por hora, era peor que una bala, pero por milagro no mató a nadie", destacaron las fuentes.

Es que, si bien el incidente no dejó víctimas, la Justicia Federal abrió una investigación a raíz de la interrupción del tránsito aéreo.

Todo ocurrió el viernes pasado, a las 13.15, cuando un MD 83 partió rumbo a Puerto Iguazú con 151 pasajeros y 6 tripulantes y, al decolar, se le desprendió la rueda trasera interna izquierda.

Fue entonces que la nave se desvió hacia el aeropuerto internacional de Ezeiza, previo navegar durante una hora y media sobre el río para descargar combustible.

Al tocar tierra nuevamente, la rueda que quedaba quedó destruida y se produjo un pequeño incendio, pero la pericia del piloto logró que nadie saliera herido.

Allanamiento

Ese mismo día, Galeano realizó un allanamiento en Aeroparque para interiorizarse del episodio en donde secuestró gran cantidad de documentación.

Pero el último martes, junto al fiscal Guillermo Marijuán, Galeano allanó las oficinas de mantenimiento de la empresa Aerolíneas Austral, en donde se secuestró el registro de vuelo de la nave siniestrada.

Según las fuentes, de allí se desprende que el piloto que comandó la nave el jueves 19 reportó que "la luz de emergencia se prendió alertando que había un problema en el tren de aterrizaje".

En ese marco, los investigadores ponen de relieve la falta de la pieza que envolvía la rueda y que aún no fue encontrada: "Es obvio que si eso faltaba, la rueda se iba a salir. Y ahora hay que saber desde hace cuánto que esa pieza faltaba", añadieron las fuentes.

Por su parte, el vocero de Aerolíneas Argentina, Julio Scaramella, aseguró que "no hay ningún switch en el tablero que pueda detectar el problema que tuvo el avión" que tuvo problemas el viernes.

En este sentido, dijo que el switch del armado del tren de aterrizaje se enciende si las compuertas del avión quedaron mal cerradas, y eso obliga al regreso de la nave.

Las naves, dijo, "son testeadas antes de salir y hay un ingeniero de vuelo encargado de eso".

Fuente: DyN

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.