Habilitaron un 0800 para denunciar actos de violencia en boliches

"Espero que con esta medida haya menos impunidad y podamos saber cuáles son las zonas de conflicto", dijo a lanacion.com Oscar Castelucci, padre de un joven que murió tras una pelea con patovicas en 2006; el servicio funciona desde el lunes pasado y está en manos del Ministerio de Justicia
Valeria Vera
(0)
23 de diciembre de 2010  • 07:54

Un nuevo servicio para denunciar hechos de violencia o discriminación protagonizados por patovicas en boliches de todo el país quedó inaugurado el lunes pasado con la creación del Centro Nacional de Denuncias (Cenade) y la habilitación de una línea de atención gratuita que los jóvenes podrán utilizar sin tener que comparecer ante la Policía.

El Cenade, que depende del Registro Nacional de Controladores de Admisión y Permanencia (Rencap), recibirá a partir de esta semana denuncias por actos de discriminación y violencia cometidos por personal de control, admisión y permanencia en lugares de esparcimiento público de la Argentina, así como también aquellas referidas al incumplimiento de la ley N° 23.370, que regula la actividad de los empleados del sector en las provincias de Buenos Aires, Salta y Chaco, adheridas a la norma.

"Queremos que los padres estén tranquilos porque confían en que sus hijos no serán maltratados en un boliche o en un espectáculo público", manifestó el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, al confirmar que la línea gratuita de atención 0800-222-0080 ya se encuentra operativa.

La iniciativa fue bien recibida por sectores que hacía tiempo venían peleando por la defensa de proyectos que atañen a esta problemática, aunque insistieron en la necesidad de actuar coordinadamente para poder erradicar prácticas de este tipo, que afectan principalmente a los jóvenes.

En ese sentido, Oscar Castelucci, padre de una víctima de la violencia de los custodios de boliches y responsable de una asociación que lucha por los derechos de la juventud, señaló a lanacion.com que el registro "permitirá que haya menos impunidad" y brindará la posibilidad de contar con "una referencia concreta de datos" para saber realmente cuáles son las zonas de conflicto y los boliches con mayor número de denuncias.

"Hoy en día denunciar es un problema por sí mismo porque existe un alto grado de connivencia entre la policía y los boliches. Se observa una actitud pasiva y condescendencia para con los patovicas. Esto lleva a que los efectivos muchas veces no participen cuando se trata de frenar hechos violentos", advirtió.

"El trámite de la denuncia policial en la actualidad está obturado y normalmente queda en la nada. Se permite entonces que la víctima sufra", explicó luego de afirmar que este centro ayudará al damnificado a agilizar el proceso. "Acá los únicos perjudicados son los chicos y somos los adultos quienes tenemos que intentar darles los mecanismos para que sean considerados ciudadanos y puedan ejercer sus derechos", aseguró.

Castelucci, cuyo hijo Martín murió en 2006 tras permanecer cuatro días en coma a raíz de los golpes que recibió en una pelea con personal de un boliche en Lanús, consideró que así planteado el Cenade "acota la impunidad", ya que abre un camino alternativo en este conflicto y contribuye a contar con "un registro bastante más serio de la problemática".

Por su parte, María José Lubertino, ex titular del Inadi y actual diputada del bloque Encuentro Popular, valoró la medida y su implementación en plena temporada -siendo que se trata de una época en la que es alta la concentración de los jóvenes en la costa y zonas de veraneo- y coincidió con Castelucci en que todavía no es común para los jóvenes ejercer su derechos a denunciar.

Además, hizo hincapié en la necesidad de impulsar con urgencia convenios con los municipios para garantizar el cese de estas situaciones, impliquen o no violencia: "Lo más importante es que haya códigos contravencionales a nivel local, que sean eficaces para sancionar este tipo de actos, porque, independientemente de la potencial comisión de los delitos dentro del marco del Código Penal, lo más relevante resulta que estas normativas incluyan sanciones contra la discriminación".

Y enfatizó la importancia de que todas estas acciones estén articuladas con las fiscalías, ya que son las que aplican las contravenciones a nivel local.

Los jóvenes podrán comunicarse al 0800-222-0080, de lunes a viernes, de 9 a 16 horas, para alertar sobre actos violentos o discriminatorios. Las denuncias serán derivadas para su tramitación a la autoridad jurisdiccional competente, que será la encargada de establecer contacto con la víctima para interiorizarse sobre lo ocurrido.

A su vez, los damnificados, allegados y/o testigos podrán advertir sobre incidentes a través de la página web del Cenade.

En ambos casos, los denunciantes tendrán la posibilidad de consultar vía on line el estado de su presentación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.