Hay 20 muertos y 200 desaparecidos

Reutemann reconoció que el número de víctimas sólo se conocerá cuando las aguas terminen de bajar Anunció un plan de reconstrucción de la ciudad Consideró la catástrofe como la peor de la historia de su provincia Pidió bombas de extracción de agua y dijo que no hubo imprevisión
(0)
4 de mayo de 2003  

SANTA FE.- Carlos Reutemann, gobernador de la provincia, admitió ayer que la catástrofe que provocó la inundación en un tercio de esta capital y que afectó a más de 130.000 santafecinos dejará un número elevado de muertos, al tiempo que lanzó un dramático pedido a quienes puedan aportar bombas para extraer agua porque, de lo contrario, el actual panorama se extenderá por varios meses. Además, adelantó el lanzamiento de un plan de obras, y se defendió de las críticas por la falta de previsión oficial ante la emergencia.

Reutemann se quejó también de los comentarios sobre la falta de seguridad, traducida en el temor de los santafecinos por la creciente ola de robos y saqueos, y admitió que el miércoles último, cuando un tercio de la ciudad estaba inundado y seguía ingresando agua en el Sur, discutió con técnicos de Vialidad y de Hidráulica sobre la posibilidad de "volar" un tramo de la avenida Mar Argentino. "Cuando yo dije que había que hacer eso, hasta me amenazaron", aseguró.

El gobernador fue contundente al momento de referirse a las víctimas mortales provocadas por la inundación. "El informe oficial señala que hay 20 personas muertas e identificadas. Pero el número final se sabrá el día en que la gente pueda volver a ingresar en sus viviendas. Puede haber ocurrido que muchas mamás que trabajan hayan dejado a sus hijos solos, o alguna persona enferma haya estado sola cuando llegó el agua. Eso no se puede saber hoy. Creo que ese momento va a ser dramático", dijo.

Hasta ayer, una oficina que funciona en el ámbito de la Universidad Nacional del Litoral tenía pedidos sobre el paradero de más de 200 personas, a las que sus familiares no lograron ubicar en los 185 centros de evacuados.

Un Reutemann acongojado pidió que se reconociera que las lluvias producen un caudal inusitado desde noviembre del año último.

"Toda el agua que cayó en la provincia de Santa Fe, de 133.000 kilómetros cuadrados, tiene que pasar finalmente por 150 metros (que es la luz) del puente sobre la autopista (Santa Fe-Rosario)", explicó, apoyándose en un mapa.

"Lo importante fue la velocidad con la que entró el agua. Ese puente fue diseñado para recibir 1500 metros cúbicos por segundo. El martes pasaban 3500 metros cúbicos por segundo. Eso fue lo que produjo la catástrofe en la ciudad", aseguró.

Convocar a psicólogos

El mandatario apeló a la comprensión del verdadero impacto de la tragedia. "No soy psicólogo, pero creo que hay que convocarlos porque ellos sabrán cómo se solucionan algunos temas. Hay mucha gente desencontrada, perdida. Esto es serio, complicado. Quizás hasta tenga que venir gente de afuera, de las Naciones Unidas, para decirnos qué se hace en circunstancias como ésta", apuntó.

Explicó que actualmente se trabaja en la obturación de una brecha en el extremo norte de la ciudad para impedir que siga ingresando el agua. "Pero ahora requerimos cuantas bombas (de extracción) haya en el país y en el mundo. Necesitamos bombas de un millón de litros/hora. Ayúdennos a sacar el agua", sostuvo.

También pidió el apoyo "de todo el país, porque esto va a ser largo. Vamos a vivir mucho tiempo así. Hay que repasar la historia para saber si algo así ocurrió en alguna guerra, o en aquel recordado terremoto de San Juan. Estoy haciendo de intendente. Al agua que hubo en diferentes barrios se la saqué yo", denunció, en alusión a la inacción que adjudica al intendente Marcelo Alvarez (PJ).

Al anunciar el plan de reconstrucción -que será lanzado oficialmente mañana-, adelantó que suscribió un decreto por el que se condonan las deudas de los propietarios de viviendas de planes provinciales asentadas en zonas inundadas.

Convocatoria al gabinete nacional

  • El presidente Eduardo Duhalde convocó para mañana al gobernador de Santa Fe, Carlos Reutemann, y a todo el gabinete nacional, para analizar el proceso de recuperación de la provincia, el que comenzará una vez que bajen las aguas. La convocatoria, realizada por medio de la Jefatura de Gabinete, es para las 9.30. Entre otros, participarán el ministro de Economía, Roberto Lavagna; el secretario de Hacienda, Jorge Sarghini; el ministro de la Producción, Aníbal Fernández; el de Salud, Ginés González García, y la titular de Desarrollo Social, Nélida Doga.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.