¿Hay un lugar en tu oficina para colgar una foto de una chica perdida?