Hay una fuerte presencia policial en las playas