Hoy cuesta legitimar el diploma