Hubo dos trasplantes en medio de la crecida

La clínica donde se llevaron a cabo estuvo casi inundada
(0)
10 de mayo de 2003  

SANTA FE.- El agua y la crisis humanitaria no impidieron que dos personas, un hombre y una mujer, pudieran ser trasplantadas ayer en la ciudad de Santa Fe. Los pacientes, internados en una clínica del centro de la capital santafecina, recibieron dos riñones de una pareja muerta en Posadas.

En un operativo conjunto, los médicos del Incucai, la policía de Santa Fe y la Prefectura Naval Argentina trasladaron los órganos desde Misiones a Buenos Aires y desde allí llevaron los dos riñones a Santa Fe.

Una mujer residente en Misiones había manifestado su voluntad de ser operada en una clínica santafecina. Pero el centro de salud, debido a la inundación, estuvo a punto de anegarse cuando el 30 de abril último el agua le llegó hasta el escalón de entrada, por lo que el operativo incluyó el traslado de la mujer desde Posadas para que recibiera el órgano que necesitaba para vivir.

La información fue brindada por el médico Alberto Teper, presidente del Centro Unico de Ablación e Implante de Organos (Cudaio), de Santa Fe, que hasta ayer tenía un metro y medio de agua en su casa.

El operativo

Los órganos salieron antenoche de Posadas en un vuelo de línea hasta Buenos Aires. En la Capital, los responsables del operativo dejaron el hígado de uno de los accidentados que debía ser implantado a un niño de nueve años, que estaba en lista de espera.

En tanto, los riñones fueron llevados a Santa Fe en avión y, desde el aeropuerto de Arroyo Seco en un helicóptero de la Prefectura hasta el puerto, desde donde la policía trasladó al médico a la clínica por vía terrestre.

Poco después de las 22 de ante- ayer, los órganos llegaron a la clínica de Nefrología, Urología y Enfermedades Cardiovasculares, en el centro de la capital santafecina.

Esta clínica, ubicada sobre la avenida Freyre, llegó a tener el agua en la vereda y algunos niños tuvieron que ser evacuados ante el peligro de la inundación.

Después de la bajante, la clínica siguió funcionando con grupos electrógenos a gasoil, combustible que se iba consiguiendo en una ciudad donde ya escaseaba.

Del operativo de traslado participó personal del Incucai, la policía y la Prefectura, con equipos que usaban para asistir a los evacuados.

Teper dijo que "las víctimas de un accidente de tránsito en Posadas, un hombre y una mujer, fueron los donantes ya que su hija, en medio del dolor en que estaba, consintió en permitir la ablación, porque los padres habían manifestado su voluntad de donar sus órganos".

Teper destacó "la inapreciable colaboración del Incucai en el operativo, que permitió trasladar también los linfocitos o glóbulos blancos, que son vitales para determinar la compatibilidad de los pacientes".

En Santa Fe, "los médicos analizaron la situación de los pacientes en lista de espera y así se eligió la hombre de 37 años que recibirá un riñón".

En tanto que la mujer de Misiones, de más de 40 años, concluyó el especialista, "prefirió ir a operarse a Santa Fe, por lo que el operativo de traslado no fue sólo de órganos, sino que también incluyó a la paciente".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.