Humans of Buenos Aires: la fotógrafa que retrata a los porteños y cuenta sus historias

Humans of Buenos Aires
Humans of Buenos Aires
Jimena Mirzrahi se embarcó en su proyecto para romper prejuicios y mostrar que todos, aunque sean famosos con años de trayectoria, somos iguales
Teresa Sofía Buscaglia
(0)
13 de enero de 2017  • 00:41

Tiene 26 años, es fotógrafa independiente y acaba de publicar Humans of Buenos Aires, un libro de 200 fotos que retrata a gente común que se va encontrando en esta gran ciudad. No importa su edad, su género, su estilo. Son seres humanos, simplemente, que ella descubre e ilumina con su cámara. Se llama Jimena Mirzrahi, tiene una mirada dulce, pero detrás de ella hay una fuerte determinación y perseverancia, que la llevan a recorrer, durante estos últimos 4 años, las calles de una Buenos Aires con infinitas facetas. El libro se lo puede encontrar en la web ( www.humansofba.com) y fue presentado aproximadamente hace un mes, con la presencia de muchos familiares y amigos que participaron de este proyecto. Jimena dedicó los últimos años a esto y el camino sigue. Se la puede seguir por Facebook e Instagram.

¿Cómo es la experiencia de fotografiar a gente desconocida en la calle?

En el momento de frenar a alguien que viene caminando por la calle, tenés que hacer algo que le genere confianza. Los saludo, les cuento el proyecto personal y luego, algunas veces charlamos para después hacer la foto y otras veces es al revés. No hay un método, cada caso es diferente. No hago muchas tomas ni tampoco las edito tanto. A veces tengo la posibilidad de elegir la luz y el lugar más adecuado y le dedico más tiempo a hacerlas. Otras, no. Lo que me importa es mostrar diversidad porque el sentido del proyecto es romper prejuicios, mostrar a todos como lo que somos, humanos. No tengo un criterio ni un método para elegir a la persona o el lugar.

¿Cómo hacés para que hagan una pausa te cuenten su vida sin conocerte?

Generalmente, empiezo preguntándoles qué los hace feliz y, a partir de esa respuesta, nacen otras preguntas. En estos años me di cuenta de que a todos nos gusta que nos vean. Lo que yo hago es escucharlos, darles un lugar y compartir su historia por las redes para darles un reconocimiento. Todas las fotos tienen una cita textual de la charla que tuve con ellos. No importa si son famosos o no, la idea es que se sientan todos en un lugar de igualdad.

¿Cómo llegaste a realizar el proyecto y publicar el libro?

Durante 3 años trabajé con Ale Burset (un fotógrafo argentino de alcance internacional) y cuando salía a la calle para hacer diferentes producciones, llevaba siempre mi cámara. Así empecé a sacar fotos por mi cuenta. Al independizarme, me hice una rutina de salir casi todos los días a un lugar diferente de la ciudad. Sin darme cuenta reuní cerca de 1000 retratos y fue muy difícil elegir sólo 200 para el libro. El trabajo de edición me llevó 2 años y fue todo a pulmón, lo financié yo misma y por eso el libro está a la venta por internet solamente. Fue fundamental el apoyo de todos: mi novio, mis amigos y, fundamentalmente, mis padres, porque siempre me hicieron sentir lo más importante de sus vidas y eso fue lo que me dio mucha seguridad para encarar cualquier proyecto que me proponga.

Hay una foto de Charly García, pero sin el epígrafe que lo identifique. ¿Cómo fue ese encuentro?

No puse su nombre porque la idea es que todos somos iguales. Lo vi de casualidad, un dia que fui a tomar el té con mi abuela al Faena. Allí estaba él, en la pileta. Le pedí hacer la foto y me dijo que sí. Fue simple y tranquilo. Con este proyecto me di cuenta de que el nombre de la gente no era lo primero que les preguntaba, a la hora de acercarme. Fue interesante, porque en la vida generalmente nos presentamos así, pero cuando el foco está en mostrar nuestro vínculo humano, el nombre y todo lo que nos individualice es lo que menos importa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.