La tragedia de Once. Ibarra admitió que es imposible juntar las firmas