Ibarra dijo que nunca pensó en renunciar

Advirtió sobre la inestabilidad local
(0)
26 de mayo de 2005  

El jefe de gobierno porteño, Aníbal Ibarra, negó que hubiera pensado en renunciar tras la crisis que sucedió a la tragedia en República Cromagnon, a fines del año último, y alertó sobre la existencia de intentos por debilitar su administración.

En declaraciones formuladas a los medios luego de los actos de conmemoración por el 25 de Mayo (sobre lo que se informa en la página 20), el jefe del Estado local insistió en que no dejará su cargo. "De ninguna manera analizo la posibilidad de renunciar, aunque algunos deben soñar con ello", dijo.

"Al gobierno se llega a través de elecciones", declamó Ibarra, y denunció que "algunos quieren aprovecharse" de la inestabilidad política por la que atraviesa su gestión, aunque no aclaró a quiénes se refería.

"Uno sabe que convive con situaciones de conflictividad, pero esa conflictividad está sólo en la política y en los medios", analizó el jefe de gobierno. Buscó, de esa manera, distanciar del conflicto a la sociedad. Ibarra cree que la inestabilidad de su administración se debe, principalmente, a movimientos políticos, de modo que, según ese análisis, no fueron ni son los porteños quienes pueden estar interesados en la renuncia del jefe de gobierno.

Ayer, durante un día signado por las tareas protocolares, Ibarra presenció el izamiento de la bandera nacional, luego pasó revista a las tropas del Regimiento de Patricios y, más tarde, se trasladó a la Casa de la Cultura, donde se sirvió el tradicional chocolate.

"Cargarse al gobierno"

Allí, tal como lo había reconocido a LA NACION el último fin de semana, repitió que percibe "intenciones políticas de cargarse" a su gobierno.

El jefe del Estado local entiende que resultan "absurdas" las posibilidades de que se lo convoque a declarar por la causa Cromagnon y de que se intervenga a la Capital, tal como lo solicitaron familiares de las víctimas de la tragedia.

"Hay algunos que quieren aprovecharse de este momento para afectar a un gobierno. Por eso, yo hablé de cargarse a un gobierno. Quieren llegar así, porque de otra manera no pueden llegar", acusó Ibarra, aunque evitó dar los nombres de quienes estarían conspirando contra su continuidad.

"Venimos de una recuperación institucional y esta fecha, con una mirada histórica y rescatando los valores de esa época, debe servirnos para que los valores de hoy de la democracia, de la paz y de la no discriminación puedan defenderse", concluyó el jefe de gobierno.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.