Impulsar el desarrollo rural y la educación entre los jóvenes

La entidad brinda apoyo financiero a escuelas agrarias y becas a quienes quieren ser universitarios
Teresa Zolezzi
(0)
27 de agosto de 2012  

No sólo heredaron varios campos en la provincia de Buenos Aires sino también un importante legado: impulsar la educación agropecuaria. Así lo expresaba claramente el testamento que les dejó su tía abuela, hace 20 años, para que ambos primos pusieran aquellas tierras al servicio de la comunidad. Siguiendo la voluntad familiar, Carlos Juan Loitegui y Carlos Alvarez de Toledo decidieron dar nacimiento a una organización de la sociedad civil para cumplir con esta misión.

De esta forma crearon la Fundación Carlos Díaz Vélez, la cual trabaja actualmente en 13 provincias del país con el objetivo de favorecer iniciativas que mejoren la calidad educativa que reciben alumnos, docentes y directivos del sector agropecuario.

Video

A través del arrendamiento de las tierras heredadas, la organización obtiene el dinero necesario para llevar adelante distintas acciones que promueven el desarrollo rural. "Uno de nuestros programas consiste en acompañar y financiar proyectos didáctico-productivos de escuelas agropecuarias para posibilitar su fortalecimiento. Anualmente realizamos dos convocatorias donde se seleccionan las mejores prácticas para brindarles apoyo económico e impulsar su puesta en marcha", explica Carlos Juan Loitegui, presidente de la organización.

Entre los 38 colegios beneficiados se encuentra la Escuela Agraria N° 1 Perito Moreno, ubicada en la ciudad de Ayacucho, en el centro-este de Buenos Aires.

Gracias a la ayuda otorgada por la Fundación, la institución construyó una sala de elaboración de productos lácteos donde hoy los alumnos producen quesos tipo gouda, saborizados y sardo. Asimismo, continuaron con la remodelación y edificación de la sala de dulces y conservas y el aula de chacinados para la producción de chorizos, salames y jamones, entre otros.

"Estos proyectos generan un impacto positivo, sobre todo si se tiene en cuenta que se trata de una modalidad educativa donde los chicos aprenden haciendo. Estas enseñanzas permiten a los jóvenes gestar su propio emprendimiento productivo y de esta forma fomentar el arraigo a su tierra, a su lugar de origen", sostiene Martín de Alza, director de la Escuela.

En 2007 la Fundación lanzó su programa de becas universitarias, que está dirigido a egresados de escuelas secundarias que cuentan con un buen desempeño académico pero que, por motivos económicos, no pueden acceder a cursar sus estudios universitarios. Por medio de esta iniciativa se beca y acompaña, junto con tutores, a alumnos pertenecientes a las carreras de Medicina Veterinaria e Ingeniería Agronómica.

La fundación busca generar alianzas con empresas, organizaciones o particulares que quieran sumarse para contribuir a la educación agropecuaria. Aquellos interesados pueden contactarse por teléfono al 4313-6379 o por mail a correo@fundaciondiazvelez.org.ar.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.