Inaugurarán un paseo costanero

Se trata de un circuito que se integra con el Parque de la Memoria; las primeras tareas comenzaron en 2005
Pablo Tomino
(0)
11 de diciembre de 2009  

Poco más de cuatro años transcurrieron desde que comenzó la obra de un paseo costanero que forma parte del Parque de la Memoria, en la avenida Costanera Norte, y que el gobierno porteño frenó por falta de presupuesto. Debía estar inaugurado en marzo pasado, y ahora prometen oficialmente que se estrenará antes de fines de año como parque diurno.

Este recorrido, a la vera del Río de la Plata, será exclusivo para peatones y ciclistas. Va desde Rafael Obligado al 6700 hasta la Ciudad Universitaria. Según comprobó LA NACION, hace unas semanas se retomaron las obras y el corredor de cemento ya está terminado.

Las autoridades porteñas aseguraron que sólo falta resolver el suministro eléctrico que alimentará las luminarias del paseo para que finalmente sea estrenado.

Así lo indicó a LA NACION Héctor Lostri, subsecretario de Planeamiento Urbano de la ciudad, al considerar que "sólo faltan concretar la construcción de una subestación eléctrica, los baños públicos y una reja perimetral para terminar la obra. Una vez que se coloquen las rejas -dijo-, se inaugurará antes de fin de año como parque diurno".

Cientos de personas concurren cada fin de semana a ese predio de 14 hectáreas de espacio verde, donde fue inaugurado el monumento a las víctimas del terrorismo de Estado el 7 de noviembre de 2007 por el entonces presidente de la Nación, Néstor Kirchner, y el antecesor de Mauricio Macri en la Jefatura de Gobierno, Jorge Telerman.

Allí también se diseñó una estructura que simula un corte de una herida abierta, con muros donde se inscriben los nombres de las personas desaparecidas. Hay, además, un salón de usos múltiples donde se realizan actividades culturales, artísticas y educativas.

Reclamos por demoras

El proyecto, que se integra al programa de recuperación del área de la ribera, comenzó a construirse en 2005. Para la misma época empezaron las obras del paseo costanero, que recién cuando asumió Jorge Telerman como jefe de gobierno, en marzo de 2006, avanzó en su recorrido tras ser erradicado del predio la denominada Villa Rosa.

"Hace poco más de un año que esta obra en su totalidad tendría que estar terminada. Supongo que se debe haber parado por falta de presupuesto, pero no falta demasiado. Las obras comenzaron en 2005, durante la gestión de Ibarra (Aníbal) y hoy se está privando a los vecinos para que disfruten del río en un sitio espectacular", dijo a LA NACION David Mutchnick, responsable del área de la ribera durante las gestiones de Ibarra y de Telerman.

"Esta obra tendría que haberse terminado a principios de este año pero, como consecuencia del recorte presupuestario que hubo en la ciudad, no se pudo concretar. La obra final, con las luminarias y los baños, no debería tardar más de cuatro meses. Eso dependerá de cuándo llegará la partida presupuestaria. Entonces sí también podrá ser usado de noche", aseguró Lucas Salese, director general de Obras de Arquitectura de la ciudad.

"Cuestión prioritaria"

La diputada Silvina Pedreira, presidenta de la comisión de Planeamiento de la Legislatura porteña, dijo que el gobierno porteño tiene cuentas pendientes .

"La extensión del Parque de la Memoria en Costanera Norte es una deuda de este gobierno para con la ciudad, para con sus habitantes y su historia reciente.

"Extender el corredor verde ribereño y ganar un espacio público para Buenos Aires debería ser una cuestión prioritaria de la agenda de gobierno, habida cuenta de lo necesario de ampliar los espacios verdes. Pero, además, éste no se trata de cualquier lugar", comentó Pedreira.

La legisladora, que conforma el Bloque Peronista, aseguró que "este parque constituye un lugar de encuentro ciudadano que nos pone en contacto con nuestro pasado reciente de alta connotación histórica. Cuando transitemos por él, estaremos recordando a quienes fueron víctimas de la última dictadura militar".

Y agregó: "Al referirnos al Parque de la Memoria, estamos aludiendo a un lugar de la ciudad y a un tiempo histórico que no debemos olvidar. En tal sentido, corresponde que el Gobierno no olvide la responsabilidad de terminar las obras".

Vale recordar que los organismos de derechos humanos que desde hace más de 30 años reclaman justicia por los desaparecidos de la última dictadura militar, habían presentado un proyecto para crear un lugar de recuerdo y homenaje frente al Río de la Plata: un parque de esculturas y un monumento con los nombres de los desaparecidos y asesinados.

Esta idea fue apoyada por legisladores porteños.

La ley que le da curso data del 21 de julio de 1998.

La Costanera Norte perdería restaurantes

  • La Costanera Norte apenas conserva algunos clásicos restaurantes. El abandono de ese tradicional paseo llevó al gobierno porteño a tomar una medida en 2008: ordenó la demolición de los sitios donde habían funcionado Solanas, Look, Hereford y A los Amigos, sobre Rafael Obligado, entre la Ciudad Universitaria y el Aeroparque metropolitano, y que eran ocupados por gente sin viviendas. Ahora, el ensanchamiento de la avenida Costanera y las obras de extensión del Aeroparque signarán la suerte de varios de "los carritos" que quedan, pues a algunos de ellos no se les renovaría la concesión, según indicaron fuentes de la ciudad.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.