Indagaron a Miguel Romano

(0)
17 de mayo de 2003  

El estilista Miguel Romano negó ayer haber defraudado a una mujer mediante la venta de dos autos importados, al ser interrogado como imputado por el juez de instrucción porteño Mariano Bergés.

La causa fue iniciada por una mujer que era cliente del peinador, Elena Miranda Almagro, quien denunció que le compró dos autos importados a Romano, los que antes de que finalizara de pagar fueron robados de la cochera de su edificio.

Según la denunciante, cuando comentó a la esposa de Romano, ésta dijo: "Traé la plata que falta y mañana tenés los autos", y se dio cuenta de que había sido víctima de una maniobra defraudatoria.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.