Ineficiencia y pistas que nada aportaron

Gustavo Carabajal
(0)
9 de diciembre de 2009  

La falta de eficiencia de la policía bonaerense en la búsqueda de los cuatro integrantes de la familia Pomar y del auto en el que viajaban dio paso, durante 24 días, a una serie de elucubraciones que mancillaron al matrimonio y a sus parientes, y que lejos estuvieron de aportar algo al esclarecimiento del caso.

Más de 300 policías fueron asignados al operativo para buscar por tierra y por aire a la familia que había desaparecido el 14 de noviembre pasado cuando se dirigía desde José Mármol hacia Pergamino.

Esos 300 uniformados de la fuerza de seguridad más grande del país tardaron 24 días en encontrar los cuatro cadáveres y el Fiat Duna Weekend que había sido visto por última vez en el peaje de la ruta 7 de Villa Espil, a 120 kilómetros de la Capital y a no más de 110 de Pergamino, el destino de los Pomar.

El hecho de que el automóvil volcado, con las ruedas hacia arriba y los cuatro cuerpos dispersos en un radio de diez metros y a no más de 40 metros de la ruta 31 -el camino que siempre usaban los Pomar para llegar a Pergamino-, visible desde el aire, haya sido encontrado 24 días después de que se radicó la denuncia de paradero abona la presunción de que la búsqueda de los desaparecidos no se hizo a conciencia.

En lugar de rastrillar eficientemente a ambos lados de las rutas 7 y 31, los responsables de la búsqueda de la familia Pomar impulsaron, a partir de vagos indicios, otras hipótesis alejadas de la del accidente vial.

Hace una semana, la fiscal de Pergamino a cargo de la causa, Karina Pollice, había afirmado que la hipótesis de un conflicto familiar estaba en plena investigación. Y el responsable político de la policía bonaerense, Carlos Stornelli, decía: "Se está apuntando a todos los aspectos que puedan tener que ver con algo voluntario, un tema familiar u otras cuestiones. Aunque ninguna hipótesis se descarta".

Así, se habló de un supuesto maltrato marital, de presuntas deudas y hasta de un hipotético encubrimiento familiar de un matrimonio oculto en algún lugar. Al final, no había ningún conflicto familiar detrás de la desaparición. Los Pomar estaban a un costado del camino que tomaban habitualmente para ir a Pergamino, en un lugar que ya había sido rastrillado. Según los estudios preliminares, habrían muerto por un accidente el mismo día que desaparecieron. Todo lo que se dijo desde entonces, pues, sólo los ensució.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.