Inequidad educativa: las escuelas pobres de la ciudad están atrasadas un año y medio respecto de las más ricas