Insólita variación en el valor del tomate

Llegó a cotizara 18 pesos el kilo
(0)
15 de octubre de 2007  

Durante los últimos diez días, distintas asociaciones de consumidores llamaron a un boicot a la compra de tomates; fue cuando esa fruta llegó a costar entre 16 y 18 pesos el kilo en las verdulerías. El incremento, según los productores, fue motivado por las inclemencias climáticas del pasado invierno, el más crudo en muchos años, y no por la eventual especulación empresarial.

Los valores del tomate dispararon la polémica. Es que según el precio máximo que había calculado el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el valor del kilo de ese producto tendría que haber sido de 3,99 pesos.

Pero en los últimos días los valores fueron variando. Algunos comercios llegaron a valores promedio de $ 15 o 16, pero ese precio descendió rápidamente y se ubicó entre 9 y 10 pesos.

Durante la semana pasada, Fabián Zeta, representante de la Cámara de Operadores Mayoristas Frutihortícolas del Mercado Central, dijo: "El tomate se frenó en los 6 pesos [el kilo]. Hablamos de un 45 o 50 por ciento [de baja]".

Combinación de factores

Para Zeta, la baja del precio en la plaza concentradora responde a una combinación de factores, que van desde una caída en el consumo hasta una mayor oferta. "Se nota la merma de la compra por parte del público: la demanda se frenó. Además, hay algo más de oferta; hay un 20 o 30% más de tomates respecto de la semana pasada, pues entró producción de Corrientes y Salta", dijo.

Pedro Bussetti, presidente de Defensa de Usuarios y Consumidores (Deuco), una de las organizadoras del boicot, señaló que la acción fue un éxito porque logró que el precio del tomate bajara en el Mercado Central de un promedio de $ 130 a los 100 actuales.

"Es histórico", se entusiasmó Bussetti, aunque destacó que "sería muy bueno que el Gobierno garantizara que los precios del Indec se vean, porque hoy no se consiguen en ninguna parte".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.