Instalarán casillas policiales en plazas y parques de la ciudad

(0)
27 de mayo de 2003  

Las plazas y los parques de la ciudad -en los últimos tiempos escenario de muchos hechos delictivos- contarán desde el mes próximo con un nuevo sistema de seguridad, diferente en cada caso según el grado de conflictividad que presente cada uno.

El gobierno porteño acordó con la Policía Federal que se instalarán casillas, puestos elevados de vigilancia y, si el análisis de costos lo permite, cámaras de video en los espacios verdes que así lo requieran.

El objetivo es que haya presencia policial durante las 24 horas tanto en las casillas como en los puestos de observación y vigilancia.

Para arrancar, la Ciudad instalará nueve puestos policiales en el parque Rivadavia -cuya reinauguración se prevé para el 5 del mes próximo- y más puestos elevados en Cantilo y Rafael Madero (Costanera), Dorrego y Figueroa Alcorta y Sarmiento y Figueroa Alcorta.

Luego, habrá más puestos de observación en el parque Tres de Febrero y más casillas en el Parque Thays, donde, además de la presencia policial, se estudia la instalación de un sistema de cámaras de video.

El objetivo, que coordinan el secretario porteño de Medio Ambiente y Planeamiento Urbano, Eduardo Epszteyn, y el subsecretario de Seguridad, Enrique Carelli, con el superintendente de Seguridad Metropolitana, Alberto Capuchetti, apunta a que el programa se extienda después a cada uno de los espacios verdes cuya cotidianidad sufra esta problemática.

En un principio, la Ciudad destinará un presupuesto de 1.500.000 pesos al proyecto. El viernes último, el jefe de gobierno, Aníbal Ibarra, pidió al secretario de Hacienda, Miguel Pesce, que redestinara ese monto desde otras áreas.

"Tanto las casillas como los puestos de vigilancia tendrán una presencia policial continua, las 24 horas", aseguró ayer Carelli a LA NACION.

Aún no se resolvió, de todas maneras, qué porcentaje del dinero se orientará al pago de adicionales policiales y qué parte irá para infraestructura (cámaras, casillas, puestos de observación, handies, etcétera).

Ibarra explicó por qué se decidió por este esquema de seguridad: "Detectamos que allí hay problemas y tratamos de solucionarlos con la colaboración de la Policía Federal. La Ciudad no tiene poder sobre la fuerza policial, pero al mismo tiempo la gente nos reclama soluciones. Por eso, mediante un acuerdo con la fuerza policial, definimos que la presencia de agentes de seguridad podría ayudar a combatir la sensación de peligro. Los espacios verdes son muy importantes para los vecinos".

El jefe de gobierno agregó que en poco tiempo más la administración local comprará equipamiento nuevo para la Policía Federal, "con el objetivo de que crezca la presencia policial en las calles".

Policías, más guardianes

En este tema de la seguridad en los espacios verdes era el área de Medio Ambiente la que tenía ya alguna experiencia, con la puesta en funciones de los guardianes de plazas. Estos, ahora, serán equipados con herramientas de comunicación para que puedan colaborar con el nuevo plan de seguridad.

"Los guardianes impedían que se ocupara el espacio público. Básicamente, el problema principal que ellos ayudaban a combatir era el de los homeless . Y después podían hacer muy poco con la inseguridad, porque no tenían ni el poder de policía ni la preparación para afrontar un caso delictivo. Ahora, la idea es que se formule un proyecto conjunto con el área de seguridad. En algunos parques habrá policías y en otros, con una conflictividad menor, probablemente haya sólo guardianes, que tendrán los elementos de comunicación necesarios para dar una señal de alerta en el caso de que se cometa algún delito", adelantó el secretario de Medio Ambiente porteño, Eduardo Epszteyn.

De alguna manera, el parque Rivadavia (con las casillas), el parque Thays (con las cámaras de video) y el parque Tres de Febrero (con los puestos elevados de vigilancia) actuarán como pruebas piloto para extender luego el sistema a toda la ciudad.

El parque Thays resulta un caso especial en la lucha contra el delito en los espacios públicos. Vale recordar que, hace más de una semana, una joven uruguaya, de 19 años, fue sorprendida allí por un sujeto que la amenazó con un arma de fuego y la llevó a los fondos del lugar, donde intentó someterla sexualmente.

Principio de solución

Difícilmente los más de 400 espacios verdes de la ciudad reciban presencia policial. Pero sí habrá algunos en los que se instalarán casillas y otros que contarán con puestos de observación. El caso de las cámaras es más complejo y dependerá de variables tales como grado de conflicto de la zona, costo, sede de operaciones y capacidad para evitar que el vandalismo destruya los instrumentos de control.

Como ejemplo, Carelli y Epszteyn coincidieron en que en el corto o mediano plazo algunos de los espacios que formarán parte del sistema de seguridad serán el parque Centenario, la plaza Flores y el parque Los Andes (en Chacarita).

Por ahora, de cualquier manera, para la Ciudad el tema principal es comenzar. Con el parque Rivadavia y los puestos de vigilancia ubicados en algunas avenidas concurridas el proyecto debería arrancar en los primeros días del mes próximo. El objetivo es doble: se busca reducir el impacto de la inseguridad y, al mismo tiempo, proteger los espacios verdes. No quedarse en un gran proyecto concebido sólo por la dialéctica es el tercer desafío.

El miedo en datos

Durante los últimos tres meses se registraron varios casos de violencia en la ciudad de Buenos Aires, entre los más resonantes, los siguientes:

9/3

En Belgrano

El general retirado Carlos Augusto Caro resultó herido al quedar en medio de un tiroteo entre policías y delincuentes que iban a asaltar una casa de empanadas, en Cramer y Mendoza. Dos de los ladrones fueron detenidos.

17/3

En el Centro

Un asaltante murió, su cómplice fue detenido y un policía retirado fue herido de un balazo durante un tiroteo, luego de un asalto en Libertad 323.

20/03

En Recoleta

Tres delincuentes asaltaron un comercio en Callao 1289: amenazaron a los empleados y clientes y se llevaron la recaudación. Dos de ellos fueron detenidos.

21/03

En Recoleta

Un ladrón murió al tirotearse con la policía en la esquina de Junín y Vicente López, frente al Village Recoleta. El delincuente había amenazado con su arma y robado la billetera a un hombre que estaba sentado en un banco de la plaza.

25/3

En Belgrano

Un hombre de 79 años fue hallado muerto en su departamento del piso octavo de la avenida Cabildo 1178. La policía lo caratuló "muerte dudosa". No hubo detenidos.

21/4

En Saavedra

Dos delincuentes murieron a raíz de las heridas sufridas al tirotearse con la policía, en Ruiz Huidobro al 4100. El enfrentamiento armado finalizó con la muerte de ambos, mientras que un cómplice fue detenido.

22/4

En Núñez

La joven estudiante Lucila Yaconis, de 19 años, fue golpeada y estrangulada a pocos metros de la estación Núñez del ferrocarril Mitre. Hay un detenido y esperan el resultado de un análisis de ADN para determinar si se trata del asesino.

26/4

En Palermo

Ariel Sciulli, de 19 años, fue golpeado por una patota a la salida del boliche The Place.

29/4

En San Telmo

Florencia Macri, de 19 años e hija del empresario Franco Macri, fue secuestrada a la salida de la facultad de cine donde estudia, situada en el pasaje Giuffra, entre Defensa y Balcarce. Hay un detenido, con prisión preventiva, sobre lo que se informa en la página 13.

21/5

En Las Cañitas

Un delincuente fue baleado por un vecino que intentó evitar el robo de un vehículo, en Báez al 700. El delincuente herido murió luego en una estación de servicio de Juan B. justo y El Salvador donde sus cómplices lo llevaron en el automóvil en el que se trasladaban para robar, uno de cuyos neumáticos debía ser cambiado por haber sido alcanzando por otro balazo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.