Investigan a la policía

Un agente vio a los chicos tomando cerveza
(0)
11 de diciembre de 2001  

CORDOBA.- Ante la conmoción que causó la muerte de María Mercedes Piñeiro, la psicóloga que recibió una brutal pedrada en la autopista Córdoba-Villa Carlos Paz cuando viajaba en auto con su esposo, ayer se inició en el seno de la policía una investigación para determinar si los uniformados que participaron del caso actuaron correctamente o si, por el contrario, podrían haber evitado la tragedia, tal como denunció el esposo de la víctima, Víctor Horacio Lanteri.

En la madrugada del domingo último, Piñeiro y su marido viajaban en un Renault 19 desde la villa serrana hacia esta capital cuando, desde el costado de la ruta, dos adolescentes de 15 y 17 años les arrojaron una enorme piedra que traspasó el parabrisas del vehículo y golpeó a la mujer en la cabeza, provocándole una lesión mortal en el cráneo.

Las dudas acerca de la actuación policial surgieron cuando se supo que, durante un patrullaje de rutina, un agente de la Unidad Regional N° 3 -con sede en Villa Carlos Paz- había visto a los menores bebiendo cerveza junto con dos amigos, a 20 metros de la autopista, y los había "invitado" a que se fueran a dormir. Según dijo el jefe de la Unidad, el comisario Omar Castellino, "los cuatro chicos se fueron tranquilos, pero al rato dos de ellos volvieron y se dedicaron a agredir a los vehículos".

Responsabilidades

Indignado y desesperado, el esposo de la mujer fallecida le atribuyó responsabilidades a la policía y a la empresa de peaje Caminos de las Sierras. "Por acción u omisión, alguien se tiene que hacer responsable de esta desgracia", reclamó Lanteri. "Antes de la agresión, hubo efectivos que ubicaron a estos asesinos tomando alcohol, y sólo se limitaron a tomarles los datos", cuestionó. Lanteri lamentó también que la empresa no hubiera tomado medidas para "erradicar a estos vándalos" y cuestionó que se hubiera demorado el paso de la ambulancia.

Sin embargo, Caminos de las Sierras aclaró que la responsabilidad de la empresa se limita a garantizar la seguridad vial, ya que "no cuenta con el poder de policía". Sin embargo, "la empresa recibió la denuncia de los automovilistas apedreados, y avisó a la policía". Los dos adolescentes están detenidos en Villa Carlos Paz.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.