Isabel Alguacil: “Comprar una planta es como hacer una apuesta a una relación”