Johnnie Walker 18 años: tradición y futuro en una botella