Juran los nuevos diputados porteños

Responderán a Macri 26 de los 60 legisladores; las segundas minorías serán la Coalición Cívica y Proyecto Sur, que hace su debut
Ángeles Castro
(0)
9 de diciembre de 2009  

Con la jura, hoy, de 30 nuevos diputados, la Legislatura porteña cambiará no sólo su composición, sino principalmente el entramado de fuerzas políticas que, con el transcurso de los meses, deberán llegar a los acuerdos imprescindibles para alumbrar leyes necesarias que regirán la vida de los porteños.

Si bien Pro retendrá 26 bancadas, como hasta ayer, esto lo convierte en la primera minoría del Poder Legislativo local, por lo que requerirá inexorablemente de los votos que puedan aportarles otros espacios para aprobar muchas iniciativas, que por su envergadura exigen de mayorías especiales para su sanción.

Los dos segundas minorías, con igual cantidad de diputados (nueve cada una), serán el bloque de Proyecto Sur y el interbloque que conformarán los legisladores de la Coalición Cívica (seis miembros), la UCR (dos miembros) y el Partido Socialista (un miembro).

En el último caso, si bien los diputados de la CC y de la UCR (Claudio Presman y Rubén Campos) fueron todos electos por el Acuerdo Cívico y Social de Elisa Carrió, se escindirán en dos bancadas apenas juren hoy, aunque adelantaron que funcionarán como un interbloque y, por lo tanto, votarán en el mismo sentido.

Serán estas dos primeras minorías las que marquen el terreno y las que tengan que ser seducidas por Pro para la aprobación de las leyes de 40 votos.

El arribo de las huestes de Pino Solanas, desde un lugar de tanto poder como el ser segunda minoría, constituye la gran novedad y el gran interrogante de la próxima Legislatura. Con un perfil revolucionario y, aún antes de haber asumido, un importante caudal de protestas callejeras y conferencias de prensa en contra de las políticas de Mauricio Macri, Proyecto Sur probablemente se transforme en la oposición más fuerte al oficialismo porteño.

Habrá que ver cuánto aportará el espacio en leyes útiles para los vecinos de la Capital, mediante iniciativas de interés, y cuánto se dedicará al ejercicio de la política declamativa.

La bancada de Pro estará presidida por el peronista macrista Cristian Ritondo. El interbloque de Coalición Cívica-UCR-Partido Socialista lo conducirá el joven Fernando Sánchez y el jefe de los diputados de Proyecto Sur probablemente sea Fabio Basteiro.

Reparto de autoridades

En la disputa por la distribución de las autoridades del Poder Legislativo, la cuestión numérica reducía las posibilidades a, precisamente, Pro, la Coalición Cívica y Proyecto Sur. Luego de la maratónica sesión en la que aprobaron el presupuesto de $ 17.457 millones para 2010, que se extendió hasta la madrugada de ayer, durante toda la tarde hubo frenéticas negociaciones en el palacio de Perú 130, que continuaban al cierre de esta edición.

La vicepresidencia 1ra. del cuerpo -que deja Diego Santilli, inminente ministro de Ambiente y Espacio Público- la asumirá otro macrista, Oscar Moscariello, hasta ayer presidente del bloque oficialista.

Todo indicaba, además, que la vicepresidencia 2da. quedaría en manos de Julio Rafo, de Proyecto Sur, mientras que la Coalición Cívica ocuparía la vicepresidencia 3ra., con Sergio Abrevaya. En una jugada muy difícil de lograr, Pro peleaba anoche por sumar también la vicepresidencia 2da. en su haber.

Junto con las fuerzas mayoritarias, convivirán tres bloques de cuatro miembros cada uno. Se trata del ibarrismo (presidido por Eduardo Epszteyn), el kirchnerismo (presidido por Juan Cabandié) y el peronismo (liderado por Diego Kravetz).

A ellos se agregará otra de las novedades de la Legislatura: el surgimiento del sabbatellismo porteño, que quedará plasmado en un bloque de dos diputados, el ex ibarrista Gonzalo Ruanova y la ex telermanista Gabriela Cerruti. Anoche, ambos trabajaban para sumar algún otro legislador a la bancada, en una maniobra con final abierto.

Además, sobrevivirán dos unibloques: Encuentro Progresista, encarnado por el ex ministro de Ibarra y de Jorge Telerman, Raúl Fernández, y el monobloque de izquierda. Este último está hoy a cargo de Patricia Walsh, que abandonará su banca y la dejará a Marcelo Parrilli, por un acuerdo electoral entre ambos.

Al cierre de esta edición, era feroz también la pelea por la presidencia de las 29 comisiones parlamentarias, a razón de una cada dos diputados que poseen los bloques. Desde Pro reclamaban entre 12 y 13 comisiones, entre ellas, las más importantes: Presupuesto, Salud, Educación, Asuntos Constitucionales, Justicia, Seguridad y Obras Públicas. En cambio, desde Proyecto Sur exigían que esas comisiones fueran presididas por opositores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.