Su producción internacional se había interrumpido en 2003. La Argentina es desde hoy el único país que produce el remedio para el Chagas