Iniciativa del gobierno porteño. La Avenida de Mayo se lució como en sus mejores tiempos