Inexplicable. La burocracia impide que la policía use 1500 armas