La ciudad, aliviada por las lluvias