Disputa judicial. La Ciudad, contra el otro casino