La comuna controlará los residuos patógenos