La escuela que alteró con Photoshop las fotos poco apropiadas de sus estudiantes