Fundación Cruzada Patagónica. La escuela rural que devoraron las llamas y reconstruyó la gente