Tendencias. La fotografía gana espacio como arte