Recambio de temporada. La gran duda la tiene el pronóstico meteorológico