La guerra mapuche sacude a Chile

La semana pasada murió un dirigente en un tiroteo con carabineros; contactos con las FARC y grupos vascos
(0)
17 de agosto de 2009  

SANTIAGO, Chile.- Los últimos enfrentamientos entre los carabineros chilenos y las comunidades mapuches por los reclamos de tierras aumentaron la tensión en el sur del país, más precisamente en la región de La Araucanía, que limita con las provincias argentinas de Neuquén, Río Negro y Chubut.

El jueves pasado murió, durante un tiroteo con carabineros, Jaime Mendoza Collio, un conocido dirigente mapuche. Es el tercer muerto de los últimos años en situaciones similares. El activista mapuche estaba en un predio ocupado ilegalmente junto con otros dirigentes.

Inmediatamente recrudeció el conflicto: hubo policías y periodistas heridos. El Comité contra la Discriminación Racial de la ONU comenzó a revisar el caso de Chile, ante una escalada en la violencia.

En Chile existen nueve etnias; aymaras, atacameños, collas, diaguitas y quechuas, repartidos en el norte del país; rapa nui, en la isla de Pascua; kawashkar, yaganes y mapuches, en el Sur. Precisamente, este último grupo, el más numeroso, con cerca de un millón de personas, ha sido el foco de atención en este país durante los últimos tiempos con el recrudecimiento de la violencia en la zona.

Luego de la detención del máximo líder de la organización extremista Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), Héctor Llaitul, también la semana pasada, y del número dos, Luis Trancal, hace cuatro días, Carabineros realizó allanamientos en los cuales descubrió proyectiles de alto calibre y gran cantidad de explosivos. Asimismo, la policía confirmó la presencia de tres extremistas vascos de la agrupación Askapena que estarían asesorando a las comunidades en su lucha. El Ministerio Público chileno también investiga nexos comprobados con las FARC.

Anarquistas

Un grupo anarquista chileno se adjudicó la bomba que estalló en la oficina de LAN Argentina en pleno centro de Buenos Aires, y uno de los reclamos es la liberación de dos dirigentes mapuches chilenos detenidos en Neuquén.

En Chile, los problemas radican en dos regiones específicas: la del Bío Bío y La Araucanía. Actualmente, hay más de 400 procesados por delitos y casi 40 presos, la mayoría de ellos por atentados y protestas.

Durante el gobierno militar de Augusto Pinochet, un decreto intentó terminar con las comunidades mapuches y su propiedad en común: los indígenas denuncian que parte de ese esquema sigue vigente.

"En Chile no hay presos políticos mapuches. Aquí nadie está encarcelado porque tenga una ideología determinada o porque sea parte de una etnia originaria. Si una persona quema la casa de un vecino va a la cárcel, sea mapuche o no, porque se trata de un delito", dijo la presidenta Michelle Bachelet durante una gira en Holanda, en mayo de este año.

Uno de los grandes fracasos estatales ha sido la puesta en marcha de la Corporación Nacional del Desarrollo Indígena (Conadi), dependiente del Ministerio de Planificación, que durante los gobiernos de la Concertación buscó la integración de estos grupos, con sonados fracasos, desvíos de dinero y visos de corrupción.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.