La ideología de género, eje de análisis en un seminario

En una primera jornada del encuentro, una filósofa y un psiquiatra explicaron los principios de esta corriente
(0)
5 de abril de 2019  

La llamada ideología de género , expresión que se usa para denominar la elección personal del género más allá del sexo biológico -protegida por ley desde 2012-, fue tema del seminario realizado anteayer en el Colegio San Pablo, en Recoleta. El seminario, que tendrá una segunda jornada el miércoles próximo, fue organizado por la Academia del Plata y la Fundación Emilio Komar.

Paola del Bosco, doctora en Filosofía y profesora en la Universidad Austral, explicó los presupuestos filosóficos de esta ideología. Consideró que el actual posfeminismo pone en tela de juicio la diferencia entre el hombre y la mujer. "Quiere remoldear la realidad para que en ella quepan todos los que no se consideran binarios", dijo. Se trata, agregó, de una lucha contra la distinción muy evidente de que hay varones y mujeres en pos de una ampliación de las diferencias que pasan a ser prácticamente individuales, fluyentes y cambiantes. "Según esta corriente, debería entenderse a las personas trans como individuos que ejercen su autonomía. Se rechaza la distinción varón y mujer porque es algo que uno no elige, el sexo atribuido al nacer. Este es un planteo de rebeldía frente a lo dado", describió. Según indicó, el problema que encuentra es que esta ideología arma estructuras sin asidero en la realidad.

"La humanidad necesita de varones y mujeres que asuman plenamente su femineidad y masculinidad, que estén presentes en el mundo público distribuyéndose las tareas según su capacidad. Todo ejercicio de derechos humanos que no se apoya en la realidad no es más que un ejercicio de poder de un grupo sobre el otro y la lucha nunca se dirime, solo pasa de manos", concluyó.

El psiquiatra Alberto Riva Posse indagó en los aspectos médico-psiquiátricos de la ideología de género. "Esta ideología carece de evidencias médicas, está basada en conceptos sociológicos y filosóficos", opinó. Y agregó que lo que tiene evidencia empírica es que el patrón sexual hombre-mujer está dado por determinantes genéticos que se expresan en numerosas diferencias físicas entre ambos. "El cerebro del hombre y de la mujer no es igual. Las hormonas sexuales producen diferencias en las adicciones, la sensibilidad al dolor, las migrañas, las habilidades motoras finas", recordó. Según explicó, quienes se realizan cirugías de cambio de sexo tienen tres veces más riesgo de hospitalización psiquiátrica y son 20 veces más propensos al suicidio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.