La Legislatura quiere reparar el vacío legal