La ley que generó diez meses de controversias