La línea D de subtes normalizó el servicio