La madre de la víctima pedirá ser querellante en la investigación

Buscará a un asesino que no es el viudo
(0)
19 de mayo de 2003  

La familia de María Marta García Belsunce pone a punto una estrategia de contraataque judicial que constará de dos frentes.

Por un lado, entre hoy y mañana apelará la prisión preventiva dictada el viernes último contra el viudo, Carlos Carrascosa, como presunto coautor del homicidio ocurrido el 27 de octubre último en el country Carmel, de Pilar.

Por otro, en las próximas horas formalizará en los tribunales de San Isidro la pretensión de que la madre de la víctima, Luz María Blanca Luisa Galup Lanús, sea aceptada como particular damnificada en la causa penal, con el objetivo de participar en el proceso y dar impulso a nuevas líneas de investigación que conduzcan, eventualmente, a encontrar un presunto asesino que nada tenga que ver con el entorno familiar.

Uno de los abogados del entorno, José Licinio Scelzi, dijo a LA NACION que su colega Adolfo Casabal Elía patrocinará a la actual esposa del médico Constantino Hurtig -procesado por presunto encubrimiento en esta causa, al igual que uno de sus hijos, John- como parte en el proceso.

"Nos interesa acentuar la tarea profesional metódica en el seguimiento de todas las líneas de investigación que aún deben madurar. Sobre todo porque, ahora que se vislumbra lejana la posibilidad de que Carrascosa sea aceptado como particular damnificado, los letrados que actuamos hasta ahora en el proceso nos vemos obligados a abocarnos de lleno a la presentación de los recursos necesarios para probar la absoluta inocencia del esposo de nuestra amiga María Marta", dijo Scelzi a LA NACION.

Casabal Elía fue secretario académico en la Facultad de Derecho de la UBA, asesor del Ministerio del Interior y profesor de Derecho Penal en la Universidad Católica Argentina. Miembro de la International Law Association y de la Sociedad de Abogados Penalistas de Buenos Aires, fue defensor del ex presidente de facto Jorge Rafael Videla y del ex subjefe de la policía bonaerense Miguel Echecolatz, entre otros.

Casabal Elía ya estudió el expediente y, según Scelzi, impulsará medidas para profundizar todas las líneas de investigación que aún no fueron abortadas. Con todo, otros allegados a la familia dijeron que, en la primera etapa de su gestión, insistirá en las pruebas que, según la familia, apuntan al ex vecino de Carmel Nicolás Pachelo como sospechoso.

Argumentos para apelar

En tanto, Scelzi y su colega Marcelo Nardi terminaban anoche de redactar el escrito con el que recurrirán la prisión preventiva dictada contra Carrascosa ante la Sala I de la Cámara de Apelaciones de San Isidro.

Ayer, Scelzi adelantó a LA NACION que insistirán en el argumento de que el juez Diego Barroetaveña debió haber dejado libre a Carrascosa por el beneficio de la duda, ya que en el expediente no existen pruebas suficientes como para considerar al viudo coautor del homicidio.

Por eso, pedirán a la cámara que tome en cuenta aquellos testimonios de descargo que el juez soslayó, y que se admita la posibilidad de que el ciano hallado en la piel de la víctima no corresponde al uso de pegamento para obturar los orificios de bala en el cráneo de María Marta García Belsunce.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.