La mayoría, con mala opinión de la calidad de la salud pública

Seis de cada diez usuarios de los hospitales públicos del país consideran que la atención es regular o mala, principalmente por la falta de insumos, de infraestructura y de profesionales suficientes
Fabiola Czubaj
(0)
19 de octubre de 2012  

Un estudio de opinión pública revela que la mayoría de los usuarios de los hospitales públicos del país no está conforme con la calidad del sistema de salud. Seis de cada diez tienen una opinión regular o mala y un tercio dice que la calidad empeoró en la última década. Con el precio de los medicamentos, las principales críticas que identificó la encuesta, de TNS Gallup, son los bajos recursos, el mal estado de los hospitales, la falta de infraestructura adecuada y la poca cantidad de profesionales médicos y de enfermería.

"En general, en los hospitales no hay muchos insumos", dijo ayer David, un paciente de 25 años, frente a la puerta de la guardia del Hospital Oftalmológico Santa Lucía, en San Cristóbal. Aseguró que la atención había sido "muy buena y rápida". Acababa de hacerse un control de rutina por una esquirla que le había lesionado el ojo derecho el mes pasado.

Para Susana, de 57 años y usuaria del Policlínico de Lanús Oeste, esa falta de insumos es crítica. Por eso empezó a concurrir a los hospitales porteños. "Tengo familiares y conocidos que están muy conformes con la atención en el hospital Muñiz y en otros, pero hace 15 días fuimos al Udaondo porque mi esposo se había intoxicado y había un paciente que estaba esperando desde hacía cinco horas que lo atendieran", contó.

Y en González Catán, La Matanza, la familia de Carmen no tuvo buenas experiencias. "En el Hospital de Agudos Interzonal Km 32 falta todo y las instalaciones están muy mal", dijo esta joven abuela de 49 años. Con su nieto más pequeño en brazos, rodeada por su hija, su yerno y su nieto mayor, opinó que lo que necesitan los hospitales son mantenimiento y personal, sobre todo enfermeros.

Los resultados de la encuesta, que se realizó a 1007 mayores de 18 años –una muestra que la consultora definió "representativa de la opinión pública argentina"–, indican que las mujeres tienen una visión más negativa del sistema de salud que los hombres (29 versus 21%) y más en la clase media que en la baja y alta. A la vez, en la ciudad de Buenos Aires es donde más se concentran las mayores críticas: el 42% de los porteños piensan que la salud pública es "mala o muy mala", comparado con el 27% de los habitantes del Gran Buenos Aires y el 23% de los habitantes del resto del país.

Mariano, de 40 años, recordó su experiencia en el hospital Fernández, de Palermo, con apenas dos palabras: "Un horror". Con su hermano llevó de urgencia a su tía abuela de 95 años, a la que le acababan de diagnosticar un tumor cerebral. "Llegamos por la guardia a las 14 –precisó–. Estuvo sentada en una camilla durante 12 horas, a pesar de que tenía graves trastornos de vértigo. En un momento tuvo que ir al baño de la guardia, donde habían arrancado el inodoro, por lo que tuvo que hacer sus necesidades en cuclillas y no había papel higiénico. La empleada de limpieza nos dijo «Acá eso no hay. Le puedo dar servilletas de papel», así que salimos corriendo a comprarlo. Después la dejaron en un cuarto de la guardia con un hombre que no hacía más que bajarse los pantalones y mirarse los genitales que tenía hinchados. La internaron recién después de la medianoche y murió un par de semanas después en esa horrible desolación."

Alberto Aiza, de 29 años, se quejó de la atención que recibió su mujer, Rocío, cuando fue con pérdidas a la guardia del Rivadavia. "Tenía mucho dolor y los médicos no la atendían –detalló–. Cuando pedíamos remedios, la miraban y nos decían que le iban a dar algo y no aparecían hasta que los llamábamos de nuevo. Estuvo desde las 8 hasta las 14 para que le hicieran el raspado y sufría mucho." Era su primer embarazo, así que Rocío estaba muy asustada.

¿Falta de presupuesto?

Uno de los problemas que mencionaron los encuestados fue que el presupuesto de salud es bajo. Sin embargo, el país invierte el 10% del PBI en salud. "El problema no es presupuestario. Uno de cada 10 pesos que produce el país se gastan en salud. El presupuesto de la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, supera los 4000 millones de pesos por año. Y así podríamos nombrar otros ejemplos. Entonces, si no hay insumos, probablemente eso tenga más que ver con su gestión o la gestión del presupuesto", explicó el doctor Mario Glanc, director de la Maestría de Sistemas de Salud y Seguridad Social de la Universidad Isalud.

Por otro lado, la Argentina es uno de los países con más médicos por habitante. "Tiene 3,4 por cada 1000 habitantes, cuando el mínimo recomendable es 1 por cada 1000; con Uruguay y Cuba, son las naciones con más médicos por habitante en América latina. Cómo los distribuimos y gestionamos es otro problema –agregó–. Si esos médicos están lanzados a la puja distributiva para sobrevivir mejor en un exceso relativo de oferta en un sistema fragmentado, es otro tema. Sí, en cambio, faltan enfermeros: lo deseable en el mundo es que haya cuatro por cada médico y nosotros tenemos cuatro médicos por cada enfermero."

A pesar de las cuatro debilidades del sistema identificadas en las investigaciones de Isalud (fragmentación, segmentación, inequidad e ineficiencia), Argentina es en América latina uno de los países "con mayor acceso a la atención y gratuidad en el punto de atención", agregó Glanc.

El nivel profesional, la cantidad de personal médico y el nivel de financiamiento adecuado son las fortalezas. "La ausencia de una ley nacional de salud que asegure idénticos cuidados para idénticas necesidades, la inequidad y la ineficiencia son nuestros mayores problemas", sostuvo.

Testimonio de los pacientes

En su mayor parte, están descontentos por la gestión

  • ALBERTO (29 años)

    Hospital Rivadavia

    "Si tuviera que elegir, no volvería. La atención no fue buena. No había mucha gente, pero a mi mujer nadie le prestaba atención. El hospital está muy deteriorado"
  • SUSANA (57 años)

    Policlínico de Lanús

    "Empecé a venir a la Capital porque la falta de insumos es crítica"
  • HILDA (78 años)

    Hospital Rivadavia

    "El edificio está muy mal, pero rescatamos que está limpio"
  • Del editor: por qué es importante

    El 48% de los argentinos no tiene, según el Indec, una cobertura de salud, por lo que debe atenderse en deficientes hospitales públicos.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.