La ministra no dudó en aceptarle la renuncia