Insólita iniciativa para promover el turismo. La Niña combina el arte con sus cultivos