La ola de calor intensificó incendios forestales en Mendoza y La Pampa