La previa: el 50% de los padres la permite