La protesta del agro llegó a la Capital