La reubicación, en el centro de la polémica

Los comerciantes se sienten perjudicados, pero los vecinos apoyan la iniciativa del gobierno local
Los comerciantes se sienten perjudicados, pero los vecinos apoyan la iniciativa del gobierno local
Carolina Amoroso
(0)
13 de enero de 2012  

A poco más de un mes de que se convirtiera en ley el proyecto para la reubicación de artesanos y otros vendedores autorizados de las calles Florida y Perú, las opiniones de vecinos y comerciantes de las plazas y parques donde se trasladarán están divididas. Si bien muchos comerciantes consideran que la iniciativa es perjudicial para ellos, la mayoría de los vecinos de las zonas afectadas acepta el proyecto de reubicación, siempre y cuando éste implique -como indica la ley- sólo el traslado de artesanos y otros vendedores autorizados y no la presencia de aquellos que se dediquen a la venta de productos de comercialización ilegal.

Silvia Velarde, de 65 años, vecina de Parque Lezama, expresó la postura que prima entre los vecinos: "No me molestaría que vengan más artesanos. Es gente que viene a trabajar y me parece bien que no se queden sin trabajo", dijo.

La distinción entre artesanos y vendedores de artículos autorizados, por un lado, y quienes se dedican a la reventa, por otro, está presente en las opiniones de los vecinos.

Al respecto, Guillermo Crespo, de 35 años, comerciante de la plaza Primera Junta, dijo: "El problema es si vienen los que se dedican a la reventa. Si son sólo artesanos, estaría muy bien, porque generan movimiento en el lugar".

En la misma línea, Maite Echeverri, de 44, artesana de plaza Dorrego, expresó: "Si son artesanos, me parece bien que vengan. Si son vendedores de reventa, no. Igual, a los artesanos habría que distribuirlos bien e incentivar más el turismo para que crezcan las ventas".

Por otro lado, muchos comerciantes de las zonas afectadas se oponen de lleno al proyecto porque consideran que la presencia de vendedores ambulantes perjudicará su actividad y significará una "competencia desleal".

María del Carmen Celzo, de 59 años, dueña de un comercio cercano a la plaza Primera Junta, dijo: "Estoy de acuerdo con que los reubiquen, pero en un predio en el que no compitan con los comerciantes. A mí me cuesta mucho mantener mi negocio y si vienen artesanos e instalan más puestos en la plaza se me va a complicar más".

Blanca Alcoba, de 55 años, dueña de un comercio cercano a la plaza Roberto Arlt -donde irán por primera vez los artesanos-, también expresó su descontento: "Con los artesanos no tengo ningún problema, pero el tema es que si los ubican en la plaza a mí me perjudican, porque la gente termina comprándoles a ellos".

Los vendedores que sean autorizados serán reubicados en 30 puntos de la ciudad, en su mayoría parques y plazas donde ya funcionan ferias, entre ellos los parques Centenario y Rivadavia y las plazas Dorrego y Palermo Viejo. Muchos artesanos se oponen a la medida porque consideran que en esos lugares las ventas serán muy bajas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.