La SIP rechaza un proyecto de la OEA