La seguridad de los pasajeros. La Terminal de Retiro ya es vigilada como un aeropuerto